sábado, 20 de junio de 2015

Recuperación de archivos CHK utilizando CHK-Mate y otras alternativas.

Este artículo ha sido escrito originalmente en Inglés por el autor Raymond (haz clic aquí para conocer más sobre él), y la traducción y adaptación, como es costumbre, es de mi autoría.

El post original se encuentra aquí: https://www.raymond.cc/blog/how-to-recover-chk-files-created-by-chkdsk-and-scandisk/#comment-732383

Desde ya agradecemos a Raymond el hecho de haber compartido su conocimienrto con nosotros de manera tan libre, e invitamos al lector a pasar por su blog y así apreciar su trabajo.





Recuperación de archivos "recuperados", o "cómo reestablecer la información manipulada arbitrariamente por Windows".


Una de las cosas que sabemos acerca de Windows, es que a veces hace las cosas de una manera que en realidad no tiene mucho sentido.
Una de estas situaciones se presenta cuando el sistema detecta un apagado incorrecto o cuando una memoria USB es desconectada rápida o incorrectamente y Windows decide que se necesita realizar un análisis de los posibles errores en la unidad, lo cual en sí mismo no es un problema real.
Si el usuario decide saltar esta tarea (y el Sistema se lo permite), Windows seguirá pidiendo para escanear, porque la marca de "bit dañado" puesta forzosamente por Windows en la unidad, todavía se encuentra allí, evidentemente.

El único programa que Windows posee para quitar la marca que él mismo puso allí, es Chkdsk (o Scandisk en versiones más antiguas de Windows), el cual permanentemente estará insistiendo en reparar algún problema con el sistema de archivos y en recuperar o reparar los archivos posiblemente afectados a causa de esto.

El problema surge cuando se quieren mirar los archivos resultantes para ver si alguno de los datos personales o importantes se ha visto afectado, porque toda recuperación hecha por Chkdsk o ScanDisk ahora tiene un nombre de archivo genérico del estilo FILE001.CHK, y está fuera de su directorio original y colocado en una carpeta llamada algo así como FOLDER.XXX en la raíz de la unidad "madre".

Lo curioso es que Windows no posee ninguna utilidad o función incorporada que le permita saber (¡a él mismo!) lo que estos archivos recién renombrados (¡por él mismo!) eran antes de que todos ellos cambiaran de su tipo original a "archivo tipo CHK".

Aunque a veces los archivos "CHK" no se pueden recuperar con éxito (ya que han resultado efectivamente dañados), muchos de ellos pueden ser reutilizados, pero hay que saber qué tipo de archivo es cada uno de ellos, así como su extensión correcta.

Si Windows tuvo un mal funcionamiento o se quedó sin energía durante la edición de un documento de texto de Word 2003, por ejemplo, Chkdsk solo habrá recuperado 1 archivo CHK, y para volver a recuperar el citado documento, solo habrá que cambiar su nombre a "Cualquier_nombre.doc" para resolver el problema de un tirón, pero en la mayoría de las situaciones no serás tan afortunado, o puede que haya una gran cantidad de archivos que necesiten ser recuperados y esto no sea una tarea tan sencilla como la de efectuar un simple renombrado.

Afortunadamente, hay herramientas de terceros a mano que son capaces de ayudar a recuperar archivos CHK comprobando sus encabezados, identificando la naturaleza de su tipo, e intentando acertar acerca de cuál debería ser su extensión original.

He aquí una selección de "ayudas disponibles", y entre ellas, brindamos información sobre la que más nos ha convencido: CHK-Mate.






  • CHK-Mate

CHK-Mate posee una interfaz de usuario de estilo asistente.
Al programa habrá que indicarle en dónde se encuentran los archivos CHK generados por Windows tras una "recuperación" con Chkdsk, y también señalarle en qué lugar deben ser guardados los archivos recuperados por él, ya que creará una copia de ellos y no sobreescribirá los originales.

A continuación, CHK-Mate examinará el contenido de los archivos CHK e intentará identificar a qué tipo corresponde cada archivo, y ​​al lograrlo, creará una copia con la extensión de archivo correspondiente.

CHK-Mate reconoce alrededor de 20 tipos diferentes de archivos, aunque se le pueden añadir tipos personalizados por el usuario.

Una cosa que notamos sobre el funcionamiento de este programa, fue lo lento que resultó ser al intentar recuperar archivos CHK (1): demoró más de 20 minutos para escanear 18 archivos CHK en Windows 7.
Se veía como si hubiera fallado varias veces antes de terminar, y al final recuperó 13 elementos; aproximadamente la misma cantidad recuperada por el resto de las herramientas expuestas aquí.

Si el contenido de un archivo CHK no pudiera ser identificado por CHK-Mate, se tendrá la opción de extraer todo el texto legible dentro del archivo CHK.
Esta opción es útil para recuperar información de un archivo CHK que tal vez no esté lo suficientemente intacta como para ser recuperada en su totalidad bajo la forma de un tipo de archivo ya conocido.






Descarga CHK-Mate desde su página web oficial haciendo clic en el enlace que figura aquí debajo:








Aquí está el resto de las herramientas útiles (en el caso que CHK-Mate no te haya resuelto los problemas, cosa que es difícil que te suceda):

  • UnCHK

Autor: Eric Phelps
Licencia: gratuita
Cantidad de tipos de archivo potencialmente recuperables: 27
Posibilidad de agregar manualmente otras extensiones: sí.
De interés: el autor brinda abundante información sobre otros programas que pueden ayudar en la tarea de recuperación de archivos CHK
Enlace a su web oficial: http://www.ericphelps.com/uncheck/

  • FileCHK

Autor: Martin Kratz
Licencia: gratuita
Cantidad de tipos de archivo potencialmente recuperables: 35
Posibilidad de agregar manualmente otras extensiones: no.
Enlace a su espacio de descripción y descarga: http://www.ericphelps.com/uncheck/ (es el mismo enlace que para "UnCHK")

  • TrId y TrIDNet

Autor: Marco Pontello
Licencia: gratuita
Cantidad de tipos de archivo potencialmente recuperables: ¡5936 al 20/6/2015!
Posibilidad de agregar manualmente otras extensiones: no, pero es actualizable, y con ello se consiguen incluír paulatinamente más extensiones. Además... ¿es necesario?
Enlace a su web oficial: http://mark0.net/soft-tridnet-e.html

  • FiletypeID

Autor: Filip Szymanski
Cantidad de tipos de archivo potencialmente recuperables: ¡5936 al 20/6/2015! (igual que TrID y TrIDNet)
Posibilidad de agregar manualmente otras extensiones: no, pero es actualizable, y con ello se consiguen incluír paulatinamente más extensiones (igual que TrID y TrIDNet). Además... ¿es necesario?
Enlace a su web oficial: el enlace figura como caído, pero se puede contactar con el autor escribiéndole a su dirección de correo electrónico: fszymanski arroba ymail punto com

  • Chk-Back

Autor: TRC Data Recovery Ltd
Licencia: gratuita
Cantidad de tipos de archivo potencialmente recuperables: 42.
Posibilidad de agregar manualmente otras extensiones: no.








NOTA:

(1) La opinión sobre la lentitud de CHK-Mate es propiedad de Raymond, el autor del post original. Es en lo único que no concuerdo: en mi caso, CHK-Mate recuperó en menos de 10 segundos un archivo "transmutado" por Chkdsk.

NOTAS ADICIONALES:

a) el artículo original es bastante más analítico y extenso que el que estoy presentándoles aquí, porque me he limitado a delimitarlo a la herramienta que más me convenció, y no a todas las posibilidades descritas por Raymond.

b) como es nuestra costumbre, hemos notificado al autor de lo que hemos hecho con su publicación, y estamos esperando su visto bueno.