sábado, 25 de marzo de 2017

Programas gratuitos que debes tener. Sustituye a los pirateados por estos.

                     (P) Hugo Napoli, 2017                   

¿Alguna vez te has preguntado si tus ideas sociales, morales, éticas y hasta políticas se aplican en tu computadora?
Si de algún modo filtras todo lo que te llega (películas, música, literatura, comentarios y charlas políticas, de religión, de deportes), ¿por qué no mirar hacia dentro del ordenador, también? Es tuyo, por lo tanto, tiene que ver contigo. 
Y, más allá de la máquina en sí, ¿qué hay?

Al inspeccionar la mayoría de los ordenadores nuevos (con Windows preinstalado), puestos a la venta por un distribuidor oficial válido (habilitado para la venta legal), veremos que los mismos traen consigo algunos programas de propósito general. Buena parte de ese software posee fecha de caducidad (del estilo "pruebe por 60 días y luego compre").

En este caso:
  • ¿Qué haremos cuando caduquen ESOS programas?
  • ¿Realmente hay que pagar por DICHOS programas?
  • ¿Son tan útiles LOS MENCIONADOS programas?
  • ¿Serán los ÚNICOS en su especie?
  • ¿Serán, francamente, los MEJORES de su tipo, y por eso es que será CONVENIENTE pagar por ellos?
Pongamos otro caso.

Al inspeccionar la mayoría de los ordenadores usados (con Windows instalado), adquiridos no importa dónde, veremos que los mismos poseen una gran cantidad de programas que han sido instalados a lo largo del tiempo. Algunos de ellos han sido pirateados, para que la fecha de caducidad del período "pruebe y compre" no tenga validez y el programa funcione de manera ilimitada y permanente sin haber pagado un solo centésimo.

Entonces:
  • ¿Realmente ES NECESARIO piratear INDISCRIMINADAMENTE?
  • Además del funcionamiento forzado, ¿QUÉ MÁS PUEDE APARECER tras un pirateo de software?
  • El hecho de que CASI TODO EL MUNDO DENTRO DE MI ENTORNO utilice programas pirateados, ¿AVALA SU CRITERIO?
  • ¿CONOCEN ELLOS (y tú, mi estimado lector) las VÍAS ESPECÍFICAS para MANTENER A MI ORDENADOR LO MÁS SALUDABLE POSIBLE?
Para el primer conjunto de preguntas, y entendiendo que no hay por qué pagar por los programas para el uso diario y común del ordenador, diremos que cuando caduquen esos programas, simplemente los desinstalaremos. En lo personal, prefiero desinstalarlos antes que caduquen, lo más rápidamente posible. No hay por qué pagar por dichos programas, puesto que hay otros que cumplen con las mismas funciones, o con casi las mismas, y que son gratuitos... y seguros. No son tan útiles como parecen, esos programas "pruebe y compre", en comparación con otros gratuitos o de código abierto, y casi ninguno de ellos es único en su especie. No por ser privativos o poseer un valor comercial, son los mejores de su especie. Por lo tanto, a menos que el usuario tenga sólidas e indiscutibles razones para hacerlo, no es conveniente pagar por ellos.

Para el segundo conjunto, diremos que no es necesario piratear ni un solo programa si lo que quieres es utilizar una computadora. En primer lugar, existen los Sistemas Linux. Allí se trata de lo inverso. En el mundo Windows, la enorme mayoría de las aplicaciones se piratea indiscriminadamente. En el mundo Linux -la vereda de enfrente- se respeta indiscriminadamente el derecho de autor: simplemente, no se paga el software, sino la mano de obra o el trabajo técnico sobre dicho software, siempre que sea necesario, y esto no afecta al usuario común, quien se beneficia de gran cantidad de actualizaciones y parches aplicados a esos programas. En segundo lugar, casi para cada aplicación comercial existe una (o mucho más de una) gratuita y con licencia para uso en el hogar y en la empresa.
Los riesgos que se corren al piratear, son fundamentalmente dos: contraer virus (esto en Linux no sucede), y las consecuencias legales del acto de pirateo en sí, el cual, radica en vulnerar una herramienta de trabajo de alguien para beneficio propio -no compartido-.
La realidad, es que usamos lo que nos enseñan a usar. Si nos enseñaran a utilizar software libre desde la escuela, utilizaríamos Linux. Pero nos introducen a Windows sin dejarnos elegir, y Windows -hay que entenderlo- mueve muchísimo -pero realmente muchísimo- dinero a nivel internacional. Por eso es que pagamos las consecuencias de la piratería: nos muestran programas comerciales y sus supuestos beneficios, y luego nos dicen: ¿te gustó? Pues bien, ahora, paga. Y como la gran mayoría de la gente utiliza ese software y ya se acostumbró a él, prefiere la comodidad antes que la ética: piratear está a 5 minutos del objetivo. Pagar, es más complicado. Nos llenamos de aplicaciones comerciales, las pagamos, las pirateamos, nos complicamos, cuando en realidad esto es mucho más sencillo: instalemos las aplicaciones que corresponde instalar y eliminemos las pirateadas, o al menos eliminemos el mayor número posible de ellas. Te mostraré que varios programas populares pueden ser sustituídos ya mismo y sin esfuerzo por otros -gratuitos y licenciados- de su misma especie que son, en algunos casos, mejores que los comerciales.


Aquí vamos.

Compresor de archivos 7-Zip. Sustituye a Win Zip y a WinRAR.
Sitio web oficial: http://www.7-zip.org/
Descarga directa: para 32 bits - para 64 bits

Plataforma de oficina LibreOffice. Sustituye a MS Office y a Open Office.
Sitio web oficial: https://es.libreoffice.org/
Descarga directa de la suite completa: para 32 bits - para 64 bits
Descarga directa de los contenidos de ayuda fuera de línea: para 32 bits - para 64 bits

Reproductor multimedia VLC. Sustituye a Windows Media Player.
Sitio web oficial: https://www.videolan.org/
Descarga directa: para 32 bits - para 64 bits

Editor de imágenes GIMP. Sustituye a Adobe Photoshop.
Sitio web oficial: http://www.gimp.org.es/
Sitio oficial de descarga: http://www.gimp.org.es/descargar-gimp.html

Navegador web Firefox. Sustituye a Internet Explorer y sus sucesores.
Sitio web oficial: https://www.mozilla.org/es-ES/firefox/new/
Descarga directa: para 32 bits - para 64 bits

Copiador de discos BurnAware Free. Sustituye a varios productos de NERO AG.
Sitio web oficial: http://www.burnaware.com/
Descarga directa (sin propaganda): (licencia gratuita únicamente para uso personal)

Limpiador y optimizador CCleaner. Sustituye a TuneUp Utilities y AVG TuneUp.
Sitio web oficial: https://www.piriform.com/ccleaner
Descarga directa: (32 y 64 bits)

Defragmentador y optimizador Defraggler. Sustituye al defragmentador nativo de Windows.
Sitio web oficial: https://www.piriform.com/
Descarga directa: (32 y 64 bits)

Protector contra instalación de programas basura Unchecky. Complemento indispensable para minimizar los riesgos de infección con troyanos al momento de instalar cualquier programa.
Sitio web oficial: https://unchecky.com/
Descarga directa: (32 y 64 bits)

Antivirus Panda Free. Sustituye a cualquier antivirus.
Sitio web oficial: http://www.pandasecurity.com/colombia/homeusers/solutions/free-antivirus/#
Sitio oficial de descarga: (32 y 64 bits)

Actualizador de programas Secunia Personal Software Inspector. Complemento indispensable para minimizar los riesgos de seguridad debido a la desactualización de los programas instalados.
Sitio web oficial: https://www.flexerasoftware.com/enterprise/products/software-vulnerability-management/personal-software-inspector/
Descarga (registrándose para tal fin): (32 y 64 bits)

Seguridad para contenidos vía puertos USB (paquete de varios programas) AutoRun Protector, BitDefender USB Immunizer, Panda USB Vaccine, USB AntiAutoRun, USB Disk Security. Complementos indispensables para detener los riesgos de seguridad debido a la conexión de medios de almacenamiento infectados.
Artículo de este mismo blog con información y descarga gratuita de dicho paquete (y más): https://informatica-hugonapoli.blogspot.com.uy/2016/06/proteccion-usb.html